BENEDICTO VIII (1012-1024)

El primer año del primer milenio marcó el dominio de los Crescencios en el pontificado tras la expulsión de Otón III, con la muerte de este emperador al año subsecuente se solidifica esta hegemonía y desde aquel instante los destinos del sillón de San Pedro recaerían en las manos de Crescencio III, permitiendo el regreso de Silvestre II, después vendría por un corto periodo Juan XVII, Juan XVIII lo continuará pero su bienhechor lo retiró del poder y lo confinó a morir, a continuación asumiría Sergio IV pero no fue muy maniobrable y fenecerá el mismo año que Crescencio III, en 1012, Teofilacto uno de sus hijos comprará el cargo pontifical por medio de chantaje siendo coronado Benedicto VIII. No hizo mucho en su decenio, lo más relevante fue haber promulgado el decreto Tregua de Dios que regulaba las hostilidades entre príncipes cristianos prohibiéndolas durante el sábado por la noche hasta el lunes por la mañana, el resto de la semana que se maten.
Pecar es humano; perdonar, divino.

2 EXPRÉSATE:

alejandro aparicio morales

hola hermano
gracias por la visita
gracias por el consejo
te aseguro que retomare
el gran blog la bohemè
saludos
me quedo en tu blog leyendo un gran rato tus entradas
mis mejores deseos para ti
un buen fin de semana te deseo .

Quike

Siempre una delicia venir y dirfsutar historia en tu blog. Un abrazo mi estimado. Un abrazo desde México.

 
CRÓNICAS DEL BASURERO USURERO ◄Design by Pocket, BlogBulk Blogger Templates