TETRISTROIKA

Simple y adictivo, de Rusia con amor, Tetris para el mundo; papel relevante en la caída de la U.R.S.S. jugó este videojuego, abriendo pequeña brecha en la cortina de hierro, ya que los soviéticos tomaron sus primeras lecciones sobre capitalismo, mostrándose como hábiles estudiantes. Este juego se inspiró en otro llamado pentaminós, figuras geométricas compuestas por cinco cuadrados, la gracia consistía en rellenar rompecabezas con estas poliformas sin dejar vacíos ni piezas superpuestas; Alexey Pajitnov lo programó en un día, entretenida copia usando en vez tetraminós; a las dos semanas se había diseminado por todo centro de informática en Moscú, en menos de un mes ya estaba en toda la Unión Soviética; sin limitaciones comerciales y sin propiedad privada se propagó como espuma, cruzaba fronteras dentro de disquetes para luego hipnotizar; así llegó a manos de Robert Stein, británico prepotente que dio un curso rápido de capitalismo al comunismo, después usufructuó los derechos a diestra y siniestra; se armó una grande pues sin autoridad alguna otorgó permisos a Atari para sus consolas, se fabricaron millones además de campaña de marketing colosal; sin embargo, los derechos recayeron en sus principales competidores, Nintendo, originándoles una pérdida multimillonaria de la cual nunca pudieron recuperarse. Los soviéticos aprendieron a maximizar utilidades al vender diferentes patentes para diversas empresas, en cambio su creador no recibió ni un real pues propiedad intelectual se desconoce entre comunistas; igual que su videojuego sólo quedan los errores, aunque no apela a la destrucción sino a la construcción; arreglar nuestros yerros siempre es el propósito, de lo contrario:
Game Over
 
CRÓNICAS DEL BASURERO USURERO ◄Design by Pocket, BlogBulk Blogger Templates