AMOR FRATERNAL

Un tal William Penn heredó grandes bienes, en los que se incluía una deuda de la Corona a su padre, vicealmirante Penn; fue varias veces encarcelado no por revoltoso sino por tembloroso, era cuáquero. Los que tiemblan (quakers) no realizan ritos, menos prácticas judaicas, tampoco poseen sacerdocio, el contacto entre divinidad e individuo es directo y sin mediación, jamás juran por eso no participan de cargos públicos, alientan a las mujeres a una vida pública activa, tutean a todos sin importar dignidad, respetan la biblia mas no la iglesia, visten y viven sencillo, también conocidos como los amigos. El gobierno para cancelar le entregó propiedad y soberanía de provincia americana, bosques de Penn, Pennsylvania; fundó su capital como amor fraternal, Philadelphia, el cielo en la tierra; baluarte de la tolerancia religiosa, no maltratad a ninguna persona por sus creencias y considerad hermanos a todos los que creen en un Dios; su campaña publicitaria en Europa causó sensación: Philly, el que lo tolera todo, te da la oportunidad; no sólo atrajo cuáqueros sino toda minoría excluida, esta libertad de culto trajo los más pequeños disidentes espirituales, para convivir todos en igualdad; con el pasar del tiempo se convirtió en la segunda ciudad de habla inglesa más populosa del mundo, después de London, sede del Congreso Continental, de la declaración de la independencia y de la primera capital de las insurrectas colonias; así acabó santo experimento, la comunidad sin persecución ni disensión.
“Ser fanático en religión es como ser irreligiosamente religioso”
William Penn
 
CRÓNICAS DEL BASURERO USURERO ◄Design by Pocket, BlogBulk Blogger Templates