FÁBULA DEL PRIMER HOMBRE

En un comienzo el hombre fue sentenciado a vivir poco, así no puedes lograr nada monumental; si desagregamos lo que se consume en sueños, la tercera parte de nuestro tiempo se va en conducta onírica, durmiendo; y descontando la época que se pasa en tareas aburridas, ya no queda mucho para vivir, pues joven fallecías. Desesperado el primer hombre alzó su voz a los dioses, su vida no podía ser tan efímera; a su lado había una oruga, una mariposa, un pavo real, un caballo, una zorra y un mono aguardando a quejarse también; les pidió que extendiese su estadía entre los vivos, aduciendo valer más que aquellos animales que esperaban, obviamente estas declaraciones ocasionaron un abucheo en la audiencia; continuó hablando, apelando a la justicia quería más existencia para que junto a su prole gobernasen a esas bestias, por obvias razones aquello provocó más abucheos; en una resonante abucheada los supremos accedieron a su demanda a cambio de quitar años a los demás ahí en espera, no eran ni infinitos ni todopoderosos, sólo tenían un determinado número de días para repartirlos entre todos los seres vivientes; abucheado este recibió ese tiempo extra a condición que sucesivamente tenga sus maneras de ser, evidentemente la indignación imperó. Será oruga y se arrastrará en su primera infancia, será mariposa en la niñez por su ligereza, será pavo real durante su vanidosa adolescencia, será caballo como joven viril trabajador, será zorra por su astucia en la madurez adulta y finalmente será mono a la vejez ya que causa ridículo; he ahí por regla general el destino del hombre.
 
CRÓNICAS DEL BASURERO USURERO ◄Design by Pocket, BlogBulk Blogger Templates