300

Quién no conoce a esos valientes de las Termópilas y no se les recuerda por su victoria, la cual no obtuvieron, ni tampoco porque hicieron frente a un ejército mucho mayor sino por haber muerto gloriosamente; no importa cómo hayas manejado tu vida, si tu despedida de este mundo resulta espectacular, eso cuenta; puedes haber tenido una existencia miserable pero si al último lograste lo inaudito, eso cuenta; no significa haber pasado una postrera época dorada, radica en perecer en la valentía de la acción, si sigues vivo no cuenta. Por cientos de años los suizos vienen viviendo una confederación de iguales, con condición autónoma frente a potencias, de las pocas comunidades campesinas que triunfaron ante su gran señor feudal; comenzaba el siglo XIV cuando estos montañeros le hicieron el pare a la casa Habsburgo, de entre diversas batallas libradas la más célebre fue en Morgarten; donde soldadesca de 300 puso en fuga a noble caballería, varias veces superior, el triunfo lo completaron refuerzos de la Liga Helvética. Evidente que siempre es más notable vencer que ser vencido; sin embargo, estos vencedores han caído en el olvido, nadie habla de su memoria; aún así posee mérito esta hazaña, aunque lo heroico tampoco la distingue; los de Leónidas a diferencia de estos helvéticos finalizaron sus días realizando su heroísmo, los otros sobrevivieron y por eso nadie guarda memento. Así pues, la mia lápida dirá: “Nada memorable mientras vivió, su final en cambio, inolvidable: Después de poner a salvo muchos niños, falleció al intentar detener tsunami con sus manos desnudas.”

4 EXPRÉSATE:

Amelia

Claro que es mejor vencer que fracasar, pero todo tiene su misterio, gracias al heroínmo de otros algunos subrevivieron.
Un cordial saludo

Antonio Fernández López

Primero te agradezco tu entrada y tus palabras. Esta es la devolución gozosa de tu visita con la esperanza de que sólo sea la primera de muchas mas. Por mi parte estoy dispuesto. Me gusta tu tesis de que sólo sobrevive el que muere. La vida tiene muchas historias peregrinas. Esta puede ser una màs. Un abrazo

Madame Milagros

al menos tienes un sueño grande... jeeee seguro y tendrás un final de película...
besos y abrazos, nos estamos leyendo.

Piel

Vine a darte las gracias por tu visita y a leer alguna entrada tuya.
Interesante lo que escribes.
Un abrazo.

 
CRÓNICAS DEL BASURERO USURERO ◄Design by Pocket, BlogBulk Blogger Templates