EL CONSEJO DE UNO

Los problemas nos azotan como una lluvia de meteoros, ni siquiera de meteoritos, de cualquier parte y en cualquier momento puede uno acontecer, cuando estos llegan con todos sus problemas (valga la redundancia) uno se encuentra desorientado y conmocionado; dada la situación problemática, la toma de decisiones también se vuelve problemática; nublados por nuestros sentimientos somos considerablemente menos capaces de decidir con mayor objetividad y mejor criterio, entonces en busca de ayuda los más cercanos aconsejan. Aquellos no están sujetos a nuestras dificultades, libres son libres de asesorar menos subjetivamente; pero igual no están en nuestros zapatos y no sienten lo que uno siente, así cualquiera puede dar consejos. Las exhortaciones de los demás carecen de ese feeling inherente a estas cuestiones y uno no está en todos sus cabales por exceso de este, aún así el mejor consejo siempre, pero siempre, va provenir de uno mismo. Para liberarnos de esas nubes turbias que nos imposibilitan ver claramente el camino tenemos que cambiar de perspectiva, imaginemos que todo nuestro rollo, esos mismos tormentos te lo cuenta una de las personas que más quieres en el mundo; un ser querido, uno a quien nuestro aprecio y amor no tiene mucho parangón; librado uno de toda esa carga ahora se es capaz de dar una respuesta mucho más certera, ya que los feelings no van a desaparecer pero al menos se los puede canalizar. Te gustaría ver a tus hijos en la misma situación o a tus amigos con los mismos problemas; te gustaría que esa persona cercana a ti pase por lo que estás pasando, qué le dirías que no puedes hacer.

14 EXPRÉSATE:

Nikkita

Basurero, me ha gustado mucho tu entrada. Los consejos de los demas, a veces vienen bien para intentar dar un paso atrás y mirar tus problemas con otra perspectiva, pero me parece un planteamiento genial darte el consejo a ti mismo como si fueras alguien muy querido.
Saludos.

Javier

a veces pasa que los consejos de otras personas nos dan otra perspectiva de lo que buscamos, sin embargo, son nuestras decisiones que nos permiten llegar más lejos :D

Gabriel Cruz

Buena reflexión basurero, y el tip que pasas es interesante, coincido en que uno es quien se puede dar el mejor de los consejos, pero como bien indicas luego se ve uno perturbado por cualquier cantidad de broncas y el ejercicio de colocarte en el lugar de otro ser querido me resulta muy bueno, lo pondré en practica.
Saludos...

Alís

Interesante consejo. Falta por saber si en el momento de agobio por todos los problemas que nos acechan somos capaces de sacudirnos las preocupaciones para imaginarnos otro a quien aconsejar.
En todo caso, lo intentaré la próxima vez que lo necesite, que ojalá tarde mucho en llegar.
Gracias por conducirme hasta aquí

Jimmy

Coincido. El mejor consejo es el de uno mismo, sólo que a veces pides opinión a los demás para ver si alguien dice lo que quieres oir.

Lord Vyzarro

mi abuela tiene un refran que dice "el que no oye consejo, no llega a viejo", y la biblia dice "en la multitud de consejeros esta la sabiduria", es bueno no cerrarse a la opinion de uno mismo, la diversidad es a veces bastante recomendable, dejo saludos!!

Sinuosa

Muy bueno el texto que tienes como presentación. Está simpático y bien escrito.
Echaré un vistazo por aquí.
Saludos.

Maryorie

Los consejos siempre seran bienvenidos. Eso no significa que tendremos que seguirlo. Ya dice el dicho que el corazon de la auyama solo la conoce el cuchillo y tiene mucha razon. Nunca tendremos la solucion de nuestros poblemas fuera de nuestra propia mente...

carlos de la parra

Somos nuestro más efectivo gurú,si nuestras obras son conducentes a nuestro camino superior,los demás habrá veces que nos puedan hacer guía,al igual que nosotros a ellos.A mí un amigo me hizo ver que fumar era destructivo para mi salud,y me causó la convicción de dejar un vicio de 20 años y llevo más de 30 que eliminé éste hábito.Todos somos maestros y alumnos en el conglomerado humano.

SILVIA

Siempre he preferido una crítica (buena o no tanto), a un consejo. Valiente aquel que pueda aconsejarse a sí mismo. Yo, no puedo. Genial entrada, para reflexionar. Un abrazo!!

Ignacio Reiva

Basurero, que gran entrada, es difícil, cuando estamos en medio de un problema, mirarlo desde afuera. Eso nos dificulta el aconsejarnos. Algunas ideas de quien mira de afuera con verdadera intención de ayudar, puede venir bien. Un gran abrazo.

lidia

AMIGO UNO NO NECESITA CONSEJOS JAMAS,PORQUE LA VIDA O LA EXISTENCIA,SOLO SE PERPETUAN-VAYA PALABRA- EN LA EXPERIENCIA PROPIA Y NO AJENA!
MUY BUEN POST!MUY BUENO!
GRACIAS
LIDIA-LA ESCRIBA

(+_+) ...Señorita postmoderna

Je'
Me encantas¡
no hay mejores palabras.
Para cosas así' debemos separar emociones para poder análizarlo todo mejor, y por supuesto' nunca hay una mejor desición que la mia¡.

Un besote'

(leer post así, me devuelve un poco de fe en la humanidad podrida de estos días')


Cuidese'

Cele

Me ha encantado tu entrada, quizás si miramos el problema como si fuese de otro, seria mas fácil buscar una solución.
Creo que el "no puedo", no nos deja buscar soluciones muchas veces.
Un saludo

 
CRÓNICAS DEL BASURERO USURERO ◄Design by Pocket, BlogBulk Blogger Templates