LA IMPORTANCIA DEL NOMBRE

Hay nombres y nombres, mucha gente no se percata de la gran relevancia que un buen nombre puede tener; el nombre que uno elija para su hijo va determinarlo por el resto de sus días, es tu primera carta de presentación, es el primer punto de contacto con los demás. Usualmente nombres muy largos o raros predisponen a otras personas, te identifican como alguien extraño, prima impresión desalentadora; por lo general nombres más comunes y cotidianos tienen más éxito, lo relacionan inmediatamente con sus referencias del mismo nombre, da mayor confianza a los que recién los conocen a diferencia de uno bizarro. El renombre es fundamental, no sólo como tu estigma que te marcará de por vida, también es básico para el éxito de una marca publicitaria o hasta de un partido político. Por ejemplo: Hernán y Francisco son nombres imponentes, que infunden respeto y sellan un buen porvenir; sólo un Hernán Cortés y un Francisco Pizarro conquistarían las Indias Occidentales. Se dice que un tal Pascual de Andagoya estuvo a punto de ser el conquistador del imperio incaico, pero con ese nombre estaba destinado al fracaso; ¿Pascual? Y encima de Andagoya, no, no, no; así no iba lograr nada, y sino me creen pónganse a pensar en la mayoría de nombres que han hecho Historia.

1 EXPRÉSATE:

Desire

Claro que es importante el nombre, el mío me gusta, por cierto no es Desire imagíname con ese nombre, no se puede jajaja.

 
CRÓNICAS DEL BASURERO USURERO ◄Design by Pocket, BlogBulk Blogger Templates