HANG ON TO YOURSELF

Probablemente uno de los más influyentes y de los menos conocidos, huérfano de joven y pintor alcohólico de grande; el tercer cubista después de Braque y Picasso, entabló profunda amistad con ambos; poco o nada se sabe sobre su depresiva vida, un total desconocido, jamás vendió algún cuadro; los quemó todos una semana antes de suicidarse, a muy temprana edad pasaba al olvido Nat Tate. Gracias a unos pocos su memoria pervivió, pero fue recién a finales del siglo XX que su obra se revaloró; William Boyd publicó una escueta biografía, Gore Vidal lo describía en la contratapa como un ebrio esencialmente digno con nada que decir, además David Bowie reconocía su marcada influencia; tanto así que organizó un gran evento para el mundo del arte, su objetivo era popularizarlo entre artistas; de pronto, Nat Tate recibió el crédito debido, en el transcurso de día a noche este americano de la pintura tuvo su minuto de fama; se volvió la comidilla del momento, era de lo único que se comentaba en ese submundo, incluso algunos empezaron a recordarlo muy difusamente. Al final sólo quedó el ridículo, todo había sido una patraña creada por los involucrados; una vez más David Bowie se burló de todos, siempre le hacían caso a ese camaleónico cocainómano, a pesar que ni él mismo le daba importancia; no era suficiente ser humano, daba para más y así lo hizo; lo que quiso por un día a la vez, músico extraterrestre, duque blanco o artista mediático como Hitler, primer pop star según su visión.
“We can be heroes just for one day”
Bowie
 
CRÓNICAS DEL BASURERO USURERO ◄Design by Pocket, BlogBulk Blogger Templates