ANIMALS ARE NOT THINGS

Hay grados, así pues un hebreo a pesar que muchos digan lo contrario no es una bestia, tendrán similitudes pero no los podemos igualar; el ganado es masacrado peor que semita, diario y por montones, el Holocausto queda chico; si las vacas hablaran y me permito ser su interlocutor, dirían: “Qué tanto se quejan esos judíos, ni siquiera comprenden el significado de masacre”; así es, las matamos por necesidad, no es personal, fair enough. Los destornilladores no son diezmados como ellas, tendrán similitudes pero no los podemos igualar; ambos son propiedades, los puedes comprar, vender, regalar, destruir o comértelos aunque no es recomendable ingerir destornilladores, ni sazonados; obviamente que la vaca no entiende sobre derechos de propiedad, menos la herramienta esa que es insensible y no es que sea fría o despiadada, simplemente no siente; en cambio, el ganado es un bien pero bien puede asustarse o estresarse, siente dolor; incluso de entre el mismo reino animal hay niveles, pero esa ya es harina de otro costal. Su deber es ser beneficiado; su derecho, no ser torturado; el ganado proviene de la naturaleza y esta es cruel y sin piedad, sin embargo, el hombre se dice humanitario y no ningún salvaje; que perezcan porque son sabrosas las vacas, además ni siquiera saben que les llegó la hora, pero no por eso tienen que sufrir antes de morir; así lo comprendió Temple Grandin, diseñadora de mataderos stress free, ya que entre humanos uno se deshumaniza, esta mujer tuvo que ser autista para percatarse que a los animales les debemos respeto.
“Advocating for the rights of oysters is something I think is silly”
Temple Grandin
 
CRÓNICAS DEL BASURERO USURERO ◄Design by Pocket, BlogBulk Blogger Templates