EL REY DE MADAGASCAR

Su nombre era John Avery, de oficial de la marina inglesa se convirtió en pirata más rico que rey de El Dorado; anclaban en el puerto de La Coruña desde varios meses sin paga, el motín se caía por su propio peso, Avery lo lideró y triunfaron; renombraron el barco a Fancy y al nuevo capitán como Henry Every, de inmediato enrumbaron hacia Cabo de Buena Esperanza y en el camino sometieron a tres mercantes británicos, dos buques daneses y un negrero francés; el Fancy era veloz cual sonido, nadie lo igualaba, además estaba comandado por un grande; su racha bucanera sólo duró dos años pero fue espectacular, su última presa fue la embarcación de la princesa del Imperio Mongol y su escolta; esto ocasionó graves problemas en las relaciones comerciales del Imperio Británico, así que iniciaron cacería humana aunque infructuosa fue la primera worldwide. Ya el título del delincuente más adinerado del mundo lo poseía, la riqueza lo desbordaba y estaba en el mejor momento de su carrera filibustera; Avery, inteligentemente y sin ser avaricioso, dio un remo al costado en su momento más alto y se retiró, desapareciendo en la bruma. La leyenda es otro cantar; se casó con la hija del Gran Mongol a la usanza mahometana y fundó colonia en la poética isla Nosy Managabé (la Muy Perfecta), convirtiéndola en una maravillosa fortaleza.
Cuando el diablo se enriquece piensa en hacerse ermitaño.

8 EXPRÉSATE:

Natalia...

Cuántos atropellos debimos soportar los sudamericanos...aunque no estamos tan seguros de ser 100% americanos, gracias al crisol de razas que desembarcaron despues....pero bueno, es un largo tema de debate.
Por lo pronto quería hacerte partícipe de algo muy especial para mí, creo que sos merecedor vos tambien...Te invito a mi rinconcito para enterarte:
http://histeriasdemi.blogspot.com
Besos!

Natalia...

Perdon, me faltó hacer una aclaración: si bien el texto no hablaba sobre la colonización, inmediatamente se me vino a la mente mientras degustaba tu lectura...
Y bueno, es jueves..jajaja

Javier F. Noya

Pero hay que reconocer que se retiró a tiempo, y no sé si llamarlo diablo, me parece que le queda grande, o el diablo se disfraza también de enviado de dios, también llamado YaHvé, Alá, Brahma, o como se diga. Saludos.

Ignacio Reiva

La historia la escriben los delincuentes y la hacen sobrevivir los honestos. Un gran abrazo.

incitatüs

El diablo tiene muchas cosas que aprender de lo humanos.

sO!

Gracias por pasar por mi blog!

Besitos

SILVIA

Siempre es igual: el diablo se enriquece, se hace fuerte, engrandece...siempre a costa del honrado.
Un abrazo!!!

Drywater

Y cuantos se envilecen y caen por no retirarse a tiempo...

 
CRÓNICAS DEL BASURERO USURERO ◄Design by Pocket, BlogBulk Blogger Templates